Ebène Duta, de Facebook a las páginas del cómic

Joëlle Ebongue, conocida como Elyon's. Foto cedida

Joëlle Ebongue, conocida como Elyon’s. Foto cedida

Elyon’s ha desafiado a la industria editorial y, de momento, le está ganando la partida. Es la autora de un cómic sobre la vida diaria de una joven africana lejos de su tierra y sus aventuras son casi un catálogo de prejuicios ridiculizados y desmentidos. El mérito de la autora camerunesa es que ante las puertas cerradas para la edición de su trabajo ha puesto el ingenio y se ha sometido al juicio más legítimo, el del propio público, hasta que ha conseguido autopublicar su álbum, gracias a la financiación de sus incondicionales. La vie d’Ebène Duta (LVDD) ha surgido casi por aclamación popular y eso supone un éxito extra.

Esta autora camerunesa tiene para La vie d’Ebène Duta un aval más poderoso que cualquier premio. La publicación de su primer álbum es sólo posible por la aprobación de sus seguidores. En enero de 2011 Ebène Duta nacía como el personaje destinado a animar el blog de su autora. Poco más de seis meses después, la joven africana residente en Bélgica daba el salto a Facebook y a través de su página oficial empezaba a mostrar las aventuras y desventuras de una inmigrante que despierta a la vida y se enfrenta a una cultura y a una forma de vida diferente a la propia.

Su existencia virtual y el continuo aumento de sus seguidores hizo que Elyon’s lanzase la apuesta definitiva. Todo el mundo se lo estaba pidiendo a través de la red social y esta dibujante licenciada en filología francesa e inglesa se debe a su público. La joven Ebène Duta tenía que dar paso a la mayoría de edad y pasarse al papel. Elyon’s estaba resuelta había que publicarlo y si las editoriales no estaban dispuestas a darle una oportunidad, el público tenía que decir la palabra definitiva. Hace ahora poco más de un año, el 25 de noviembre, la autora camerunesa lanzó una campaña de micromecenazgo. Pedía 12.500 euros, una cantidad nada fácil de conseguir en una iniciativa de este tipo. La cifra debía reunirse en aportaciones de los seguidores de entre 5 y 400 euros, a cambio de diferentes recompensas.

Ella misma advierte que no estaba segura de conseguir el objetivo y tenía motivos para dudar. La iniciativa de Elyon’s apenas era un sueño y sin ningún apoyo destacable, justo un deseo personal. Noventa días después, ese era el plazo que daba la plataforma para reunir el dinero, el proyecto de edición de La vie d’Ebène Duta no recaudó 12.500 euros, eso lo consiguió cinco días antes del final del plazo. Cuando concluyó la campaña, Elyon’s tenía 15.149 euros para editar 3.000 ejemplares de La Vie d’Ebène Duta en francés e, incluso, 2.000 más en ingles. La joven autora camerunesa había conseguido su sueño. Ningún editor había querido arriesgarse a llevar a Ebène Duta al papel, a pesar de sus 10.000 seguidores en Facebook; pero 424 seguidores no sólo depositaron su confianza en la dibujante sino que apoyaron económicamente su proyecto.

Elyon’s, la firma tras la que está Joëlle Ebongue, reconoce a medias que Ebène Duta tiene mucho de ella. Esta camerunesa se licenció primero en filología inglesa y francesa en su país de origen, siguiendo el consejo de sus padres. Después viajó a Bélgica, siguiendo sus propios impulsos, y se licenció en artes gráficas visuales mientras desempeñaba diferentes trabajos. Cuando volvió a Camerún trabajó como grafista y como creativa en una agencia de publicidad hasta que decidió dedicarse a su pasión, como ella misma lo define, “ser autora de comics humorísticos”. Sin duda su periplo en el país europeo está en la base de las aventuras de Ebène Duta, aunque su creadora afirma que se alimenta también de las historias que le cuentan amigos y conocidos y de cosas que lee.

La dibujante Elyon's. Foto cedida.

La dibujante Elyon’s. Foto cedida.

En todo caso, la protagonista de las historietas es una joven africana en Europa que debe enfrentarse a una vida lejos de su lugar de origen y también a cómo ven los europeos a los africanos. La joven Ebène hace frente a problemas de su edad como no sentirse a gusto con su cuerpo o a las complicadas relaciones con los hombres y con sus amigas. En Bélgica, hace frío, hay nieve y, sobre todo, europeos con una visión muy particular de los africanos, como el niño que se pregunta si Ebène es negra desde su nacimiento y al enterarse de que sí, sobreentiende que su país debe ser un lugar muy sucio; o la compañera de clase que se asombra de que una camerunesa hable tan bien el francés. Así que Ebène es la voz de las jóvenes, la de las mujeres, la de las migrantes, la de las soñadoras y la de las africanas y, además de retratar la vida, rompe estereotipos.

Elyon’s explica que cuando buscaba editor, sus interlocutores, por ser una autora camerunesa, esperaban que en sus páginas hubiese paja, o piraguas o cauris como moneda, ante la negativa se mostraban desilusionados. Entonces pedían, como mínimo que la protagonista fuese una “sin papeles”, pero no es así, Ebène Duta tiene toda su documentación en regla y, entonces, por arte de magia, el cómic dejaba de ser africano para ellos. Y sin embargo, contra el criterio de todos esos expertos en publicaciones, la joven Ebène ha conseguido que millares de personas se identificasen con sus desventuras y más de 17.000 en 43 países siguen sus evoluciones en Facebook.

Sin tener detrás una editorial importante, Elyon’s ha despertado el interés y ha sido requerida por medios de comunicación diversos en Camerún y Francia, fundamentalmente, pero también en otro países y se ha paseado por salones del cómic, desde Angouleme a Argel. Lo ha conseguido, fundamentalmente siendo apasionada en su trabajo y cuidadosa en sus relaciones, se alimenta en gran medida de los comentarios de sus seguidores, les atiende, les responde, les explica cómo trabaja, les presta atención e, incluso, le ha animado a reproducir a los personajes de La vie d’Ebène Duta con sus estilos propios.

Elyon’s y Ebène Duta rompen todos los esquemas imaginables, los culturales en las páginas del álbum, pero también los de la industria editorial y los de los sistemas de publicación en su proyecto, y los de las relaciones entre los lectores y los autores en su día a día. Si Ebène Duta despierta interés, Elyon’s desprende magnetismo y, sobre todo, ninguna de las dos despiertan faltas expectativas.

Este artículo fue publicado originalmente en la sección de Letras Africanas de Wiriko Magacín.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s