Unidad africana en las redes contra el terrorismo

planeta_futuro

La sección Planeta Futuro de la edición digital del diario El País publicó este reportaje sobre una iniciativa para mostrar el rechazo a la violencia de Boko Haram y la unidad africana a través de las redes sociales

Unidad africana en las redes contra el terrorismo

Los usuarios africanos muestran la unidad del continente y su rechazo a la violencia de Boko Haram a través de campañas en las redes sociales

Los objetivos de los medios de comunicación enfocaban a Paris por el atentado contra el semanario CharlieHebdo el pasado 7 de enero y todos los sucesos posteriores. La capital francesa aparecía como el centro del terror y cinco días después se convertía en escenario de una multitudinaria marcha de repulsa contra la violencia a la que acudieron más de medio centenar de líderes mundiales. Prácticamente al mismo tiempo, Boko Haram perpetraba un ataque masivo contra la localidad nigeriana de Baga, en el que varias organizaciones humanitarias han señalado que se produjeron alrededor de 2.000 víctimas mortales. Sin embargo, en el país africano no hubo movilización de medios ni de políticos poderosos.

Paralelamente, las redes sociales estallaron en una muestra de solidaridad hacia las víctimas francesas sin precedentes con el hashtag #JeSuisCharlie, que en un solo día acompañó a más de dos millones de mensajes en Twitter y que en las jornadas posteriores superó los cinco millones. Pero después del shock inicial, del primer estruendo que acalla cualquier otro ruido, algunos usuarios de estas mismas redes sociales empezaron a reclamar la visibilidad de esos 2.000 muertos silenciosos en Nigeria a través de etiquetas como #JeSuisNigeria, #IAmNigeria, #JeSuisAfricain. La repercusión de estas llamadas fue mucho menor que la del mediático #JeSuisCharlie, pero pusieron de manifiesto una doble vara de medir y atacaron la invisibilidad de las víctimas africanas.

 

Estos tres hashtags, y otros con una vocación similar, sirvieron para difundir mensajes de apoyo a quienes padecen los actos de Boko Haram, pero también para mostrar el rechazo a la violencia y para criticar la hipocresía de una sociedad para la que los muertos siguen sin tener el mismo peso según su procedencia. Sin menospreciar a los fallecidos en suelo galo, los usuarios, fundamentalmente de Twitter, pedían atención para los caídos en tierras africanas y exigían a los medios una atención similar para todos ellos y a los líderes un compromiso real más allá de las fotos. Curiosamente, a través de viñetas, se reclamaba el final de la hipocresía de la clase política.

Esta reacción en caliente de los usuarios de las redes sociales han sido sólo el desencadenante y a partir de esas experiencias las iniciativas han ido creciendo. El viernes 23 se desplegaban en paralelo dos campañas que acabaron confluyendo. Por un lado, el hashtag #WeAre1ne y, por otro, la intensificación del uso de la etiqueta #StopBokoHaram. Las dos iniciativas tenían en común la búsqueda de una solidaridad panafricana y la evidencia de una movilización de los africanos.

La fundación Africa 2.0 y el portal informativo AllAfrica convocaron para el 23 de enero el primer Green Friday (Viernes Verde), una acción conjunta en las redes sociales. Los impulsores animaban a los usuarios de las redes sociales a compartir selfies vestidos de verde y con el dedo índice en alto. La acción, cargada de simbolismo, unía el color verde y el número uno. El color representa la esperanza, está presente en la mayor parte de las banderas africanas y es el predominante en la enseña nigeriana, el epicentro de las acciones de Boko Haram. El número, escenifica la unidad del continente frente a este problema que ya ha traspasado las fronteras.

Los impulsores de la iniciativa apelaban a la idea de Ubuntu, esa máxima de la filosofía tradicional, que se ha situado en el África Austral y se ha resumido como “yo soy porque tú eres” y pretendían transmitir la solidaridad con las víctimas del terrorismo y el protagonismo de los propios africanos en esta movilización. Junto al hashtag #WeAre1ne, que animaban a utilizar en todas las redes sociales, fundamentalmente Twitter, Facebook, Instagram y YouTube, lanzaban otra etiqueta ilustrativa #FABA, iniciales de “For Africa By Africa” (Para África desde África).

Más allá de los mensajes para difundir la campaña, Sarah Owusu fue la primera usuaria en compartir una foto siguiendo las indicaciones de la campaña. A partir de ahí, el hashtag viajó de Sudáfrica a Kenia, a Ghana, Camerún, Burkina Faso, o Costa de Marfil y de allí hasta Francia, Alemania e incluso Colombia, lanzando un vínculo con la diáspora. Entre las fotos compartidas, aparecía incluso, la de algún líder africano presente en el Foro de Davos, como la del magnate nigeriano Aliko Dangote. La iniciativa pretende acoger las propuestas de solidaridad para luchar contra el terrorismo en el continente africano y publicarlas a través de sus perfiles en las redes sociales.

En paralelo, el colectivo de blogueros cameruneses Cameroonian Bloggers – Blogueurs Camerounais se había propuesto recuperar el hashtag #StopBokoHaram, que ya se había utilizado de forma intermitente en otros momentos. En este caso, los blogueros cameruneses pretendían apoyar la decisión del gobierno centroafricano de plantar cara militarmente a Boko Haram, después de diversas acciones del grupo en el territorio camerunés. Sin embargo, durante la jornada de este primer Green Friday los blogueros cameruneses se convirtieron en uno de los principales apoyos de los impulsores de #WeAre1ne.

No es la primera vez que los usuarios de las redes sociales africanos utilizan estas herramientas para movilizarse. Ya ocurrió hace casi un año, debido a otra escalada de la violencia de Boko Haram en febrero de 2014, cuando un grupo de twitteros nigerianos lanzó el hashtag #BornoMassacre. También a finales del mes de abril, el secuestro de las 200 niñas de Chibok desencadenó el surgimiento de la etiqueta #BringBackOurGirls que despegó desde el país africano y se convirtió en un fenómeno global.

Ahora, sin embargo, la acción se plantea como un movimiento panafricano, precisamente en el momento en el que los países del entorno de Nigeria han escenificado su compromiso para acabar con Boko Haram con operaciones militares más o menos coordinadas. La sociedad civil presente en las redes sociales, sin embargo, apuesta por la construcción de la paz y de una conciencia continental del problema aderezando los mensajes con etiquetas como #AfricaUnited (Africa Unida) o #AfricaTeam (Equipo africano), por un lado, o bien #GetInvolved (estar implicado) o #WeAllMatter (Todos importamos), por otro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s